Netflix ha ayudado a disminuir la piratería, dice su creador

Más del 50 por ciento de sus suscriptores son de Estados Unidos.

A falta de Mark Zuckerberg, quien estuvo presente en las dos últimas ediciones del Mobile World Congress, la edición de este año encontró en Reed Hastings, cofundador de Netflix, uno de sus invitados de honor.

En la actualidad Netflix cuenta con más de 100 millones de suscriptores (la mitad de ellos en Estados Unidos) y su presencia se ha extendido a 190 países. El éxito de la plataforma se basa, en palabras de Hastings, en la libertad de elegir cuándo, cómo y dónde ver contenidos.

De hecho, servicios como YouTube, Amazon, HBO Go, no los ve como una amenaza, sino como una fuente de contenido de calidad. Tampoco considera que estas plataformas, así como Netflix, están acabando la televisión tradicional, sino que están dando más opciones al consumidor.

Netflix vive un momento dulce. Para no ir más lejos, en la 89.ª entrega de los premios Óscar, ‘The White Helmets’, proyecto original de Netflix, se llevó la estatuilla de mejor corto documental, demostrando que su modelo de series exclusivas está dando frutos.

En un mundo tan conectado, que no solo ha permitido la irrupción de servicios como Netflix, sino la proliferación (y fácil acceso) a la piratería, pocos creerían que un modelo de suscripción paga tendría éxito. Sin embargo, Hastings y compañía lograron que en países como Holanda, donde están presentes hace cuatro años, Netflix alcanzara una buena base de miembros. “Creemos que hay menos tentación de ser piratas”, aseguró.

Sobre el futuro de Netflix, Hastings no se atrevió a dar un veredicto, porque el mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados. Es más, el directivo dejó la puerta abierta a que en 20 ó 30 años los contenidos no sean dirigidos únicamente a los humanos, si no, por ejemplo a inteligencia artificial.