Nintendo todavía tiene mucho que aprender sobre el mercado móvil, dice su presidente

Con Super Mario Run no les fue muy bien que digamos.

El buen momento de Nintendo Switch no hace olvidar a la compañía nipona de uno de los mercados más importantes en el mundo de los videojuegos: los dispositivos móviles. Con Super Mario Run y Miitomo como sus primeros pasos en el mercado de los smartphones, la ‘Gran N’ dice que todavía le queda mucho por aprender en este sector.

En una sesión de preguntas y respuestas, Tatsumi Kimishima, presidente de Nintendo, habló sobre el futuro del negocio móvil para su compañía y lo que esperan en un futuro con sus franquicias.  

“Tenemos una larga lista de franquicias invaluables y se han desarrollado muchos juegos. Sin embargo, no podemos simplemente portar nuestros títulos existentes a aplicaciones móviles. Pensamos mucho en qué tipo de juegos para smartphones ampliarán nuestro negocio y cómo podemos seguir fomentando buenas relaciones con nuestras plataformas existentes”, dijo el directivo.

“Una de nuestras principales preocupaciones es permitir a nuestros usuarios no solo jugar en smartphones, sino también en nuestras consolas. Queremos construir el negocio de los dispositivos móviles como un pilar central de los diversos negocios de Nintendo, pero todavía no hemos alcanzado ese nivel”, continuó.

Sobre la experiencia con Super Mario Run, Kimishima reiteró que los números no han sido del todo satisfactorios, en parte porque el modelo ‘pay-to-start’ del juego no fue muy bien recibido por los jugadores.

La próxima carta de Nintendo en los smartphones es Animal Crossing: Pocket Camp. Con este título la compañía le apostará al modelo ‘free-to-play’ que tanto éxito ha tenido en otros juegos móviles.

Fuente: Games Industry