Los “cartones” de Nintendo dividen a los jugadores

Y Reggie Fils-Aime sabe por qué.

Nintendo sorprendió a propios y extraños con el anuncio de Labo, un kit de “cartones” que se integran a los Joy-Con para aprovechar las bondades del mando de Switch. Y mientras que para unos el anuncio fue recibido con los brazos abiertos, para otros no se trata más que de cartones decorativos sin mayor utilidad.

La Gran N sabía que Labo no sería del agrado de todos, especialmente de los jugadores más tradicionales. En palabras de Reggie Fils- Aime, máximo responsable de Nintendo América, Labo “ayudará a expandir la audiencia de Switch” a nuevos usuarios que no están familiarizados con las consolas de sobremesa.

En ese sentido, Nintendo le apuesta no solo a fortalecer su catálogo con juegos tradicionales como los ya lanzados The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Super Mario Odyssey, sino que busca generar nuevas experiencias en una consola que, de entrada, ya es lo suficientemente versátil sin ningún accesorio.

En su anuncio solo se mostraron dos kits enfocados a un público más infantil y/o casual, pero no se descarta que Nintendo piense en este tipo de experiencias dirigidas a un público más adulto. El propio Reggie reconoce que hay la posibilidad de “ampliar el margen de edad” de Nintendo Labo.