The Legend of Zelda y otros cinco juegos entran al Salón de la Fama de los videojuegos

Ya son 12 juegos que tienen su estrella propia.

El año pasado, el Strong National Museum of Play de Nueva York se dio a la tarea de reconocer los mejores videojuegos por la importancia que han tenido en la sociedad. Por este motivo creó ‘World Video Gamed Hall of Fame’, un espacio que pretende darle un tono más serio a una industria que ha sido menospreciada y que hace tiempo pide a gritos que se le considere como expresión artística. 

El turno para el 2016 fue para The Oregon Trail (1971), Space Invaders (1978), The Legend of Zelda (1986), Sonic The Hedgehog (1991), The Sims (2000) y Grand Theft Auto 3 (2001).

En palabras del curador asociado del museo, Shannon Symonds, “The Legend of Zelda se convirtió en uno de los títulos más icónicos de la década de los 80’s y se estableció en la cultura popular con sus secuelas, spin-offs, cómics y series de TV”.

Por el lado de GTA 3, Jeremy Saucier, subgerente el Strong Museum, dijo: “renovó el debate sobre el rol de los videojuegos y la violencia en la sociedad, mientras que reafirmó que los videojuegos no son solo para los menores. Así mismo, se convirtió en un modelo a seguir por muchos otros juegos al estilo mundo abierto”.

La inclusión de The Sims tampoco era de extrañar. Con un poco menos de 200 millones de copias vendidas en 60 países en más de 20 idiomas, The Sims es la franquicia más vendida de PC de todos los tiempos. “Ha tenido un atractivo universal , con jugadoras que superan en número a los varones, y con adultos tan apasionados con el juego como los niños. Tan solo encendiendo el PC se convierte en una herramienta que permite explorar la complejidad de la experiencia humana. The Sims amplió radicalmente la noción de lo que podría ser un juego", dijo Jon - Paul Dyson, director del Strong’s International Center for the History of Electronic Games.

Estos juegos se suman a los escogidos en 2015: Super Mario Bros, Doom, Pac-Man, Tetris, World of Warcraft y Pong.