El publisher de LawBreakers dice que su juego fracasó por culpa de PlayerUnknown's Battlegrounds

Declaraciones bastante salidas de contexto.

Nada pudo salvar a LawBreakers del fracaso, ni siquiera que Cliff Bleszinski fuera su máximo responsable del proyecto. El considerado padre de Gears of War vive sus horas más bajas desde que es un desarrollador de videojuegos. En este punto parece que el publisher ya no trata de buscar soluciones sino culpables de la catástrofe. Lo curioso del asunto es a quien apuntan.

Nexon, publisher del juego, dice que el culpable del fracaso de LawBreakers es  PlayerUnknown's Battlegrounds. Según la empresa, el hecho de que ambos juegos hayan sido lanzados casi al mismo tiempo hizo que su título no tuviera el éxito esperado.

“LawBreakers es un FPS único desarrollado para usuarios dedicados. Teníamos altas expectativas con su lanzamiento, sin embargo, su tiempo de salida fue desafortunado, especialmente por PlayerUnknown's Battlegrounds, juego que salió al mismo tiempo e hizo que el comportamiento del mercado de los FPS en general fuera difícil”.  

Siendo honestos, el argumento de Nexon no solo es poco probable sino irrespetuoso. LawBreakers nunca despertó interés pese a que se dijo por activa y pasiva que Cliff Bleszinski estaba al frente. Nexon tampoco hace mención a juegos como Overwatch y Paladins, más afines al estilo de LawBreakers a los que se les podría catalogar como “competencia”.

El punto máximo de jugadores de LawBreakers fue en junio de 2017, cuando se lanzó a través de una versión beta abierta y tuvo 7482 personas en línea al mismo tiempo. En diciembre, PUGB superó los tres millones de jugadores jugando en Steam mientras que LawBreakers tenía 90.

Fuente: Eurogamer