El creador de The Game Awards se defiende por la nominación de Death Stranding a Juego de Año

Geoff Keighley responde si su amistad con Hideo Kojima influyó en el proceso. 

Independientemente de si les gusta o no, The Game Awards se ha consolidado como la ceremonia más mediática de la industria de los videojuegos. El crecimiento de estos premios ha ido de la mano de Geoff Keighley, organizador y presentador del evento, quien se ha hecho un espacio en la industria del periodismo de videojuegos desde que empezó a figurar en Spike TV.

Además de esto, los que siguen la actualidad de la industria de los videojuegos y especialmente, lo que ha ocurrido en The Game Awards, saben que a Hideo Kojima y Geoff Keighley los une una gran amistad. Los micrófonos y las cámaras de Keighley siempre han estado abiertos para Kojima y esto ha creado cierta suspicacia en la nominación de Death Stranding en la categoría de Juego del Año.

El último proyecto de Kojima ha generado opiniones dispares y muchos consideran que no debería estar ni nominado en la categoría más importante. Los más suspicaces han apuntado a que Death Strading simplemente está ahí porque Kojima es amigo de Keighley.

El organizador de The Game Awards salió al paso de los rumores y le dijo a Kotaku que “respeta y aprecia las quejas” e invitó a las personas a que vean la sección de ‘Preguntas frecuentes’ de la web del evento. “Es algo por lo que yo no voto. Ni a los nominados, ni a los premiados. Dejo a los medios ese aspecto crítico”, aseguró Keighley a Kotaku.

Según explica Kotaku, Los Game Awards están estructurados entre una mezcla de los críticos y votación de las personas. Los nominados son seleccionados únicamente por el jurado, que está compuesto por 80 medios de prensa como Eurogamer, IGN y Polygon, entre otros. Una vez que se revelan los nominados, tanto el jurado como los televidentes votan sobre el premio, y el voto de los fanáticos representa el 10%.

Sin embargo, hay un detalle clave en la organización de los Game Awards: El propio Kojima es miembro del consejo asesor del programa, que también incluye a figuras importantes de la industria como el presidente de Nintendo Doug Bowser, el presidente de Activision Rob Kostich y el vicepresidente de Microsoft Phil Spencer. Kotaku describe el rol como “poco claro”, y aunque no tiene ningún papel en el proceso de votación, sí ayuda a “guiar y avanzar en la misión de The Game Awards”.

Death Stranding está nominado en nueve categorías y, sin importar la que gane, seguramente estará en medio de la polémica.

Fuente: Kotaku