Resident Evil 2 sigue dando contenido: el nuevo demo tiene a Nemesis y el juego una carta de Jill

La carta de Jill Valentine se añadió luego del anuncio de RE3 y desbloquea un trofeo/logro.

Capcom aprobó con buena nota el 2019, en gran parte por el magistral trabajo que hizo con el remake de Resident Evil 2.

 A casi cumplirse un año de su lanzamiento, la compañía le está dando una motivación a los jugadores a que vuelvan a los pasillos de la comisaría de policía de Raccoon City con un nuevo demo y con una sorpresa en la versión completa.

Por el lado del nuevo demo, este está enfocado enteramente en el área de la comisaría, con la diferencia que en este no hay límite de tiempo. Pero el demo también viene con un invitado especial: el temible Némesis. Al acercarnos a la entrada principal de la comisaría, se podrá escuchar de fondo el característico “STAAAARS” de la poderosa arma biológica de Umbrella.

El lanzamiento del nuevo demo de Resident Evil 2 con el guiño de Némesis coincide con el anuncio del remake de la tercera entrega y tiene una lectura clara: recordar que ambos juegos están entrelazados y que en muchos momentos los sucesos se desarrollan de forma simultánea. 

El otro guiño del segundo al tercer juego está en una carta que escribió Jill Valentine. Este ‘easter egg’ se añadió luego de que se anunciara Resident Evil 3, e incluye un nuevo trofeo/logro llamado ‘Firmado, Jill’.

Para encontrar la carta solo es posible hacerlo en la historia de Leon Kennedy, independientemente de si es la ruta A o B. Se encuentra en la tienda de armas de Kendo, donde accederemos una vez hayamos escapado de la comisaría por el garaje, tras haber resuelto el puzle del panel electrónico.

Por si quieren saber lo que dice la carta de Jill Valentine al vendedor de armas, a continuación se las dejamos:

Nota para el dueño

Kendo,

Parece ser que tienes tus razones para quedarte, así que confió en que te cuidarás.

Aún así, si las cosas se ponen peor y tus “otros arreglos” no funcionan, sabes dónde encontrarme. Haré todo lo que pueda.

Jill Valentine