Kinect ha muerto: Microsoft anuncia el fin de su producción

Le seguirán dando soporte, pero no fabricarán más unidades.

Seamos honestos: Kinect nunca fue un periférico que llamara la atención. En la época de Xbox 360 tuvo su ‘cuarto de hora’ por aquello de ser una tecnología novedosa, pero en realidad nunca ofreció mayores prestaciones.

No en vano, cuando salió a la venta el Xbox One muchos pegaron el grito en el cielo porque el único paquete venía con Kinect incluido, lo que elevaba su precio hasta los 500 dólares. Al final, Microsoft no tuvo más remedio que lanzar un ‘bundle’ sin el dispositivo.

Tal parece que la compañía finalmente ha tirado la toalla con el dispositivo y en una reciente entrevista concedida a Fast Company, Alex Kipman, uno de los máximos responsables de la creación de Kinect, confirmó que Microsoft cesará la producción del dispositivo.

Muchas personas veían venir esta noticia, dado que el Xbos One S y el Xbox One X no cuentan con un puerto para conectar el Kinect.

Con 35 millones de unidades vendidas sumando sus diferentes modelos, Kinect pasará a la historia como una de las tantas promesas sin cumplir en el mundo de los videojuegos.

Fuente: Fast Company