Microsoft no tira la toalla con Xbox One en Japón y busca nuevas alternativas

La consola nunca ha vendido bien en el país asiático.

Muchos de ustedes estarán al tanto de que Xbox no la pasa nada bien en Japón. Microsoft no ha dado con la tecla y la presencia de su marca de videojuegos no termina de calar entre los consumidores nipones. Para no ir más lejos, incluso PS3 vende más que Xbox One. Phil Spencer es consciente de ello y quiere cambiar la situación.  

Por este motivo el máximo responsable de Xbox viajará en próximos días a Japón para reunirse con desarrolladoras locales y ver qué proyectos se podrían materializar.

“La próxima semana estaré en Japón hablando con varias editoras third party. Fue genial tener Final Fantasy XV y sé que la gente quiere más”, publicó Spencer en su cuenta de Twitter.

Lo cierto es que la visita del directivo a territorio asiático no solo está enfocada al mercado japonés. El panorama de Xbox One para este año, en cuanto a lanzamientos exclusivos se refiere, es bastante pobre en comparación con PS4 y Nintendo Switch. Tras la cancelación de Scalebound y el estreno de un “título menor” como Halo Wars 2, Xbox One parece sumida en un letargo preocupante. A esto hay que sumarle que las “exclusivas” ya no son tan exclusivas, porque también están saliendo en Windows 10.

El E3 2017 figura como el momento cumbre de Microsoft. Con la presentación al mundo de Xbox Scorpio, la compañía de Redmond tendrá que jugar muy bien sus cartas para cautivar a futuros compradores y darle nuevas exclusivas a sus usuarios.